fbpx

La atención que ponemos a lo que está ocurriendo a cada instante nos conecta con la conciencia, nos conecta con darnos cuenta de lo que está sucediendo en nuestro interior y a nuestro alrededor. Ahora tenemos una gran oportunidad de vivir un paseo con conciencia, como algo nuevo, mágico, especial…

Quiero proponerte un ejercicio para que estas primeras salidas en cuarentena sean de una forma diferente, conscientes y en conexión con la naturaleza que ha florecido mientras estábamos en casa. Casi sin darnos cuenta estamos rodeados de flores, pájaros cantando y árboles reverdecidos.

 

Cómo hemos vivido este período de cuarentena

 

Durante el confinamiento que estamos viviendo hemos tenido distintas fases a nivel emocional y mental. Hemos pasado por multitud de emociones: pesar, desilusión, frustración, incertidumbre, decepción, miedo, tristeza, estrés, adaptación, sosiego, aburrimiento, enfado, solidaridad, paciencia, amor…

Hemos vivido momentos intensos y ahora, tenemos delante de nosotros una nueva etapa que vivimos con inquietud, cierto celo o entusiasmo por salir de casa de otra manera, poder practicar deporte o, simplemente, salir a pasear por los alrededores.

A partir de mañana podremos salir a pasear o hacer deporte, podemos acompañar a los niños en sus salidas y tenemos una oportunidad de hacer esto de una forma diferente, con presencia y conciencia.

A partir de ahora, tenemos la oportunidad de empezar a recuperar ciertas actividades que antes formaban parte de nuestro día a día: algo tan simple como salir a pasear.

He querido escribir este post para compatir contigo algunas ideas sobre cómo vivir estos momentos de forma diferente, tomando conciencia de lo que vivimos desde la perspectiva de lo nuevo, como si lo estuviésemos viviendo por primera vez, ver lo sencillo que es pasear con conciencia.

Ésta es una gran oportunidad de disfrutar de lo que antes considerábamos “normal”o “habitual”.

 

Te propongo un ejercicio sencillo de paseo con conciencia.

Consta de varios pasos, tomando conciencia en distintos momentos de tu paseo:

 

1. Cuando te prepares para un paseo con conciencia de cómo estás.

Ahí incluye observar qué despierta en ti este paseo, qué representa para ti la salida a la calle que vas a iniciar, los preparativos que debes realizar como medida de protección y tu sentir ante esta situación nueva.

 

2. Cuando estés a punto de cruzar el umbral de tu casa respira y observa en ti esta situación.

Es tomar un segundo para observarte en esta nueva acción que vas a iniciar. La respiración te ayuda a observarte y tomar este tiempo. Esta es la base de la toma de conciencia, dedicar un tiempo (no es necesario que sea muy largo) para darnos cuenta de cómo nos hacen sentir las cosas que realizamos y centrar la atención en nuestras sensaciones.

 

3. Durante tu paseo con conciencia:

Observa con detenimiento tu alrededor, tu sentir y tu manera de relacionarte con el mundo en estos momentos.

Si tienes la oportunidad de desplazarte a un lugar natural, mucho mejor. De ésta manera podrás observar cómo está la primavera en tus alrededores. Es posible que te dé la sensación que, de repente, parece que hubiese llegado la primavera en todo su esplendor. Como si te hubieses perdido una parte del proceso natural al que estamos acostumbrados.

Esto es una oportunidad para ver y sentir este momento como algo especial, ya que así lo es. Es una ocasión para ver tu alrededor con nuevos ojos, con los ojos de un niño que descubre algo por primera vez. Conecta con tu sentir ahora que estás de paseo, que puedes ver tu alrededor sin prisas y puedes conectar con la primavera allá donde te encuentres.

Observa los árboles, las flores y los pájaros cantando.

Registra en tu interior estas sensaciones que produce en ti lo que estás presenciando a cada momento.

Es un momento ideal para tomar conciencia de ti y de lo que te rodea, este mundo que no se ha detenido mientras hemos estado en casa, sino que ha continuado su proceso habitual y la primavera ha llegado, de hecho está en pleno auge.

Conecta con la primavera como cuando eras sólo un niño o una niña, conecta con la magia de la naturaleza que te rodea.

Incluso con la fascinación de toda la vida que está a tu alrededor, desde los árboles en flor y ya con sus hojas, algunos muy frondosos a todos los insectos que revolotean. Los pajaritos cantando, al hierva creciendo y las flores brillando esperando que alguien pueda apreciarlas.

Respira hondo y observa las sensaciones de tu conexión con la naturaleza, con este momento único en la vida: cada instante de conciencia. 

 

Pon en práctica este ejercicio de toma de conciencia y observa cómo te sientes.

Es una forma fantástica de regresar al mundo, tomando plena conciencia de él y de cómo nos hace sentir este nuevo reencuentro con el exterior.

Si quieres compartir conmigo tus sensaciones, escribe en los comentarios, estaré encantada de leer tu experiencia.

Taller para Mejorar el Sistema Inmunológico

Pon tus datos para poder acceder GRATIS

Responsable de los datos: Rebeca Greciano Tejedor

Finalidad de los datos: Enviarte información.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Profesional Hosting (UE) y Mailchimp como plataforma de correo electrónico.
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat
Hola, soy Rebeca ¿en qué puedo ayudarte?